Consejos para el mantenimiento del suelo laminado

Para que su laminado se mantenga como nuevo durante mucho tiempo

Los revestimientos de suelo de Krono Original® son resistentes, robustos, aguantan mucho y soportan el día a día: no aparecen prácticamente ningún desgaste ni deterioro.

Manchas:

Siempre puede mantener la calma. Incluso sustancias difíciles como vino tinto, aceite, mermelada o esmalte de uñas son muy fáciles de remover con trapos húmedos. Debe evitar los rayones usando almohadillas de fieltro o esterillas de goma. Debe usar rueditas suaves para sillas de conformidad con DIN 68131 [Tipo W] en las sillas de escritorio.

Marcas de presión y arañazos:

Ni siquiera muebles pesados dejan marcas de presión o arañazos en un suelo laminado de Krono Original®. Para evitar daños en un suelo laminado, los muebles no deben de ser empujados, sino alzados. A quien le guste arrastrar su silla y a la vez ama su suelo laminado le aconsejamos que pegue discos de fieltro en las patas de la silla. Para sillas de oficina con ruedecillas orientables aconsejamos la utilización de ruedas que cumplen la norma DIN 68131 [Tipo W].

Sensibilidad a la luz:

Los suelos laminados de Krono Original® son resistentes a la luz según el nivel 6 de la escala de lana, lo cual corresponde con la norma EN 13229 y para usted significa: el color de su suelo Krono Original® permanece inalterable. En esto no puede competir ningún suelo de parqué ya que este se oscurecerá con el paso del tiempo.